Skip to main content

Vecinos de Logan Square dicen ‘no’ a recortes


CHICAGO — Vecinos del barrio de Logan Square hicieron escuchar sus preocupaciones por los recortes a programas de servicios sociales y al posible aumento a los impuestos a la propiedad ante legisladores estatales, municipales y del condado.

Los residentes fueron congregados por la Asociación de Vecindarios de Logan Square (LSNA), organización que celebró su quincuagésimo tercer congreso anual el sábado, en la Iglesia Armitage Baptist, 2451 N. Kedzie Ave., al que acudieron unas 500 personas.

Ante la proximidad de que la Asamblea General de Illinois vote por la propuesta de presupuesto del gobernador, Bruce Rauner, para el año fiscal 2016 —deberán hacerlo antes del 31 de mayo—, los residentes pidieron a los funcionarios electos que asistieron, que no permitan dichos recortes que les afectarían de diversas maneras.

La propuesta del gobernador recortaría $6.67 millones del Fondo de Servicios para Inmigrantes (ISLI), equivalente al .01% del presupuesto del estado, que financia los programas Recursos para Familias Inmigrantes (IFRP) y la Iniciativa Nuevos Americanos (NAI).

Los recortes también obligarían a organizaciones como LSNA a cerrar programas como el que asiste a inmigrantes a obtener la ciudadanía estadounidense y desaparecerían otros como el de Padres Mentores que funciona en 70 escuelas, en el que participan unos 600 padres quienes ayudan en el salón de clase y benefician a unos 15,000 estudiantes, el cual opera con $1.5 millones.

Rauner también propuso un recorte de $1.5 mil millones al programa de Medicaid.
Entre los presentes se encontraba María González, quien se quejó que a la clínica comunitaria a la que asiste no hay doctores, otros residentes dijeron que las rentas han subido tanto que las familias tienen que dejar el vecindario.

Cristina Pacione-Zayas y Christian Díaz, miembros de la mesa directiva de LSNA, explicaron que el evento fue una buena oportunidad para abogar por esos asuntos y también para recordarle al gobierno del condado que la comunidad no está dispuesta a permitir que se le incrementen los impuestos a la propiedad.

Illinois encara un déficit de $6 mil millones “tras años de negligencia fiscal”, afirma la oficina de Rauner y añade que su propuesta fiscal, “mantiene los programas básicos que sirven a los más vulnerables como los hijos de los inmigrantes”.

Esas fueron algunas de la preocupaciones que expusieron ante la presidenta de la Junta de Comisionados del Condado de Cook, Toni Preckwinkle; el tasador del Condado de Cook, Joseph “Joe” Berríos; el comisionado del Condado de Cook, Luis Arroyo, Jr. (D-8); la senadora estatal, Iris Martínez (D-20); el representante estatal, Jaime Andrade (D-40); y el concejal electo, Carlos Ramírez-Rosa (D-35).

Berrios comentó que por el momento lo único que pueden hacer los residentes es apelar sus impuestos a la propiedad cuando llegue la evaluación y mencionó que para esa área del condado, correspondiente a Jefferson Park, los propietarios deberán hacerlo entre agosto y septiembre.

Berrios recomendó a los residentes “trabajar con los comisionados del Condado de Cook para que ellos se aseguren de trabajar con las agencias correspondientes para que no incrementen los impuestos a la propiedad”.

Preckwinkle dijo al diario Hoy que “tomaremos pasos muy difíciles para cumplir con la obligación de un presupuesto para el 2016, pero no consideramos un incremento a los impuestos a la propiedad”.

Por su parte, el comisionado Arroyo se comprometió a buscar otras maneras de obtener recursos sin incrementar los impuestos a la propiedad.

El representante Andrade, por su parte, mencionó que apoya una propuesta que incrementaría los impuestos a los millonarios, “no podemos depender de los impuestos a la propiedad”, y agregó que también se le debe recortar los subsidios a las grandes corporaciones y dirigir ese dinero a programas de asistencia a los más necesitados.

Tanto Andrade como la senadora Martínez coincidieron en señalar que Rauner no entiende que los servicios que está recortando son esenciales para la comunidad.

“Él piensa (que lo que recortó) son servicios extras para afroamericanos, latinos, para la gente común, no se da cuenta que son servicios básicos”, agregó Andrade.

La senadora Martínez dijo sentirse frustrada por la falta de conocimiento de Rauner y de su equipo de asesores en relación a la comunidad de bajos y medianos ingresos.

“Ellos tendrían que venir aquí al barrio y conocer a los residentes y escucharlos, conocer lo importante que son para ellos todos los servicios que les están quitando”, comentó Martínez, quien aseguró que peleará para que ese presupuesto no sea aprobado.

Posted in Affordable Housing, 606 Bloomingdale Trail, LSNA in the Media