News

Piden fondos para las escuelas del barrio


CHICAGO – Teresa Labastida dijo que no le parece justo que mientras padres como ella pagan impuestos, la escuela de sus hijos se quedó sin maestro de música porque las Escuelas Públicas de Chicago (CPS) le cortó casi medio millón de dólares en fondos.

Labastida, de 38 años y madre de tres estudiantes, dijo que aún falta por ver qué tipos de recortes o reducciones va a realizar la dirección de la primaria James Monroe para enfrentar el recorte de $490,054 para el próximo año lectivo.

Labastida fue parte de un grupo de padres, estudiantes, maestros y activistas que se reunieron el martes temprano en el monumento de Logan Square, de ese vecindario, para pedir a funcionarios locales más fondos para la educación y la vivienda pública.

“Dinero para la educación, y que pare la ‘gentrificación’”, coreaban los manifestantes en una mañana quemante y húmeda, mientras portaban carteles que decían “Estamos aquí para pedirles a los concejales que nos ayuden, y que las escuelas de nuestros hijos no se queden sin fondos. Ellos (los niños) necesitan programas para estar bien preparados y sin esos fondos no los van a tener”, comentó Labastida.

Según los manifestantes, a diez escuelas de Logan Square se les avisó que verán un recorte colectivo de $4.7 millones para el siguiente año escolar.

“Estos recortes masivos son el resultado de la insuficiente financiación del sistema escolar en los planteles de la comunidad y la baja de estudiantes debido al rápido desplazamiento de las familias de bajos y moderados ingresos”, según un comunicado de la organización Logan Square Neighborhood Association (LSNA), que está asociada con algunas escuelas de ese barrio.

Los manifestantes pidieron a concejales y al alcalde, Rahm Emanuel, comprometerse a usar fondos de los distritos TIF (dinero de impuestos para pagar por proyectos de infraestructura) para las escuelas de los barrios, así como $440 millones de la Autoridad de Vivienda de Chicago (CHA) para crear vivienda de bajo costo y evitar el desplazamiento de familias de bajos ingresos.

Los concejales Milly Santiago (D-31) y Carlos Ramírez-Rosa (D-35), así como una representante del concejal Proco “Joe” Moreno (D-1) accedieron a la petición.

Una portavoz de la alcaldía o CPS no había respondido hasta el cierre de está edición para comentar al pedido de los manifestantes.

Sin embargo, Emanuel y Jesse Ruiz, entonces CEO interino de CPS, anunciaron a inicios de julio los recortes y pidieron un préstamo millonario para enfrentar la deuda al sistema de pensiones.

El concejal Ramírez-Rosa indicó que para lograr que los fondos TIF sean adjudicados a las escuelas la comunidad va a tener que ejercer mucha presión sobre sus concejales y la alcaldía.

Ramírez-Rosa dijo que las corporaciones también deben pagar más para financiar la educación.

La concejal Santiago indicó que si hay fondos para las escuelas chárter debe haber fondos para las escuelas de la comunidad.

En la manifestación participaron administradores como Mauricio Segovia, director de la primaria Charles Darwin, quien indicó que ese plantel recibió un recorte de $150,000 y aunque logró evitar despidos, recortó algunos fondos para capacitar maestros y recursos para los estudiantes.

“Sólo espero que no haya más recortes”, dijo Segovia.

Para leer más de nuestra cobertura sobre CPS, visite este enlace.

Sections